Historia de un taxi y una Escort en Viña

En esta oportunidad les contaré la historia de un amigo que dedica su vida a llevar gente en su taxi, por supuesto que el vive en la ciudad de Viña del Mar, una bella ciudad que siempre tiene una sorpresa por mostrar, el asunto es que en una de esas noches en las que no hay mucho pasaje, ve una rubia en una esquina que le hace señas, el se detiene y un poco se encandila con las lentejuelas de su traje, al fin y al cabo la sube al auto y esta mujer rompe en llanto y le cuenta que su marido la engaño y se acaba de enterar, el taxista ni le to ni perezoso le responde, no haga caso dama, yo puedo ayudarle a vengarse, yo soy un Escort Masculino! La mujer pasa del llanto a la risa, ya que mi amigo es un poco relleno y poco agraciado de cara, era una situación graciosa que el se presente como Escort, además estaba manejando un taxi, en serio replica mi amigo, soy taxista, pero los fines de semanas trabajo de escort para mujeres desconsoladas, al final la rubia le pago y se bajo del auto en el casino de viña y desde la ventana cuando mi amigo se retiraba le dice miraaaa!, y tenia su billetera en la mano, sale corriendo y desaparece entre la gente. Por mas que la busco, no volvió a ver a la rubia, que estaba parada en la esquina, gran historia para contar en un bar con un cigarrillo y un cafe, hasta la próxima!