Una escort salva una Ballena en Antofagasta


escort en antofagasta

Como todos ustedes saben el fenómeno del cambio climático es un hecho real, sin embargo muchos grandes líderes mundiales entre ellos el famoso donald trump, han declarado que este fenómeno no es real y no existe realmente, pero esta historia de una mujer que se encontraba en pleno trabajo, ella de se dedicaba a acompañante escort y su fino y agudo oido le permitió salvar a una victima de este terrible fenomeno del cual ningun ser vivo esta excento, estamos hablando de una acompañante escort de la ciudad de antofagasta, que salva a una ballena encallada. La protagonista de nuestra historia se encontraba plácidamente en la habitación de su departamento frente al mar, está esperando que llegara uno de sus mejores clientes, pues habia reservado 3 horas de grata compañia con ella, en el inter tanto ella comenzó a leer un libro sobre la naturaleza y el mundo, ya que ella era una gran ecologista y fanática de los movimientos a favor de los animales. No terminaba de leer el libro cuando será la puerta, ella fue tender ira justamente la persona que estaba esperando. todo aconteció como de costumbre música suave, momento sensual, cuando de pronto la chica escucho un chillido inaudible para el oido de cualquier otra persona, hizo caso omiso de aquel extraño ruido, y continuo con lo que estaban haciendo, pero al rato el chillido se escucha mas fuerte seguido de un fuerte estruendo, esta vez ella quiso ir a verificar qué era lo que estaba sucediendo en su ventana, recordemos que su departamento estaba justo frente al mar, tal como dice la canción, sentado frente al mar. Grande fue su sorpresa al ver una ballena encallada luchando por su vida, salió corriendo desnuda por la calle hasta que llegó donde el gran cetáceo, sin pensarlo mucho fue donde su auto que estaba estacionado frente la playa, sacó una cuerda la paso a través de una boya que estaba a 100 m de la orilla del mar y luego lato a la coladera ballena, por suerte no era una ballena muy grande, con el auto pudo remolcar y hacer una especie de palanca para sacar la ballena encallada, la cual se dejó el marhaciendo un gemido de agradecimiento, fue justo en ese momento cuando su cliente se ponía la camisa y desde la ventana grito, ese gemido tendrías que haberlo dado tu!